jueves, 3 de abril de 2014

Expertos alertan de que 160 pinturas murales de Málaga están sin recuperar

Las jornadas sobre 'Las arquitecturas pintadas en Málaga' reclaman un Plan del Patrimonio Cultural


De los 190 inmuebles con pintura mural que se conservan en Málaga se han recuperado 30 y el resto, 160, «permanece a la espera de recuperación». Esta es una de las principales conclusiones de las jornadas Las arquitecturas pintadas en Málaga, ayer y hoy: Arte, Patrimonio y Turismo, celebradas del 25 al 27 de marzo en el Museo del Patrimonio de Málaga, y que han sido organizadas por la Universidad de Málaga y el Área de Cultura del Ayuntamiento.
En estas jornadas, dirigidas por el profesor de Historia del Arte de la UMA Eduardo Asenjo, y que ha reunido a historiadores del Arte, restauradores, arquitectos y técnicos de la administración municipal y del Turismo, se ha aprovechado para reclamar un Plan Estratégico del Patrimonio Cultural de Málaga.
Este plan, que se ejecutaría tras las inversiones y el periodo de recuperación de este Patrimonio llevadas a cabo desde 1989 a la actualidad, debería incluir una sección específica que se encargara de la «protección, conservación-restauración, investigación, comunicación y gestión» de las arquitecturas pintadas, se señala en las conclusiones.
Los expertos también concluyen que estas históricas pinturas «forman parte de nuestras señas de identidad y es un fragmento de nuestra historia que nos legitima como sociedad responsable».
Después de reconocer «los esfuerzos» de la Delegación de Cultura y «sobre todo, la Gerencia Municipal de Urbanismo y la Oficina de Rehabilitación del Centro» en la recuperación de estas pinturas, «ante la ruina de este legado cultural motivado (...) por la dejadez de los particulares», los expertos abogan por «encontrar soluciones mixtas (particulares y administración)» en estos tiempos de crisis para «garantizar la pervivencia de este legado cultural» al ser un «patrimonio de todos».
Otra de las conclusiones de estas jornadas es el objetivo de crear «productos turístico-culturales de calidad» para dar a conocer este legado, así como estimular a la ciudadanía «para que conozca e integre las pinturas murales como un elemento más de su identidad, mediante la realización de talleres e itinerarios».
Por último, otra de las conclusiones anima a priorizar «el buen uso de la cal como material tradicional», dejando de lado «productos más industriales que añadirían nuevas patologías y problemáticas a la conservación de las arquitecturas pintadas».
La información pertenece al periódico La Opinión de Málaga del día 03/04/2014 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada